La ruta de los observatorios
25 enero, 2018
Chile espera duplicar en los próximos meses sus exportaciones de fruta a Indonesia
1 febrero, 2018
Show all

En febrero se conocerían las empresas que optarán a construir el Túnel de Agua Negra

Para fines de este mes se realizará una reunión de la EBITAN en la que se darían a conocer las firmas que participarán de la etapa final. Pero lo que sigue no es menor. Después de que esto ocurra, la elegida tendrá 18 meses para desarrollar la ingeniería de detalle y el Estudio de Impacto Ambiental, por lo cual no se verían obras antes del 2019 y estarían terminadas en un periodo de 8 años.

Bastante se ha aplazado el anuncio de cuáles serán las empresas que finalmente serán invitadas a presentar ofertas técnicas y económicas para la futura construcción del túnel de Agua Negra, que conectará a la región de Coquimbo con la provincia de San Juan, a través de la cordillera.

Cabe señalar que el 16 de octubre de 2016 se convocó a firmas o consorcios internacionales que desearan participar del proceso licitatorio de la obra a presentar sus antecedentes. De todas las que concurrieran, se haría una selección y, las que cumplieran con ciertos requisitos técnicos y económicos claves, serían las que pasarían a la siguiente fase.

Entre estos requerimientos estaban el tener a su haber la construcción de un túnel de más de 5 kilómetros y contar una importante espalda financiera (500 millones de dólares en patrimonio). Se analizarán también la experiencia que posea, la longitud del túnel que han construido, si es ferroviario o carretero, la altitud de los portales y la superficie del área de excavación. El consorcio mejor posicionado obtendría un puntaje que será el de máxima referencia.

En mayo de 2017 se anunció que finalmente fueron 10 los consorcios que mostraron interés. Estos están constituidos por 26 empresas de diferentes países, principalmente de China, España, Argentina, Suiza, Italia y Chile.

Pero ahora queda por saldar cuáles de ellas son las que serán invitadas a presentar las ofertas técnicas y económicas. Tras este análisis, se conocerá la que tendrá la misión de levantar la obra binacional.

En primera instancia se dijo que éstas se conocerían en octubre de 2017. Sin embargo, luego se informó que la fecha se postergaría a noviembre, puesto que la Entidad Binacional Túnel de Agua Negra (EBITAN), compuesta por integrantes de ambos países, debía hacerles consultas a todos los grupos empresariales.

Pero aún no ha habido información al respecto. En entrevista con El Día efectuada a mediados de octubre del año pasado, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, explicaba que el 18 de ese mes el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que concurrirá con el financiamiento de $US1.500 millones que requiere el proyecto, procedería a la aprobación de los recursos, lo que finalmente ocurrió.

Asimismo, indicaba que “la precalificación va a estar terminando a finales de octubre, principios de noviembre y tenemos que ver de los 10 consorcios que participaron en la precalificación cuáles continuarán en la etapa siguiente. Con el crédito, más la precalificación, este año se levanta la licitación, para ser adjudicada el primer semestre del próximo año”, precisaba.

2018 EL AÑO CLAVE. Al no existir avances a la fecha, El Día indagó para saber en qué se encuentra la tramitación. Al respecto, Enrique Álvarez Jaque, presidente de la EBITAN, aclaró que luego de la reunión que mantendrá esta entidad esta semana en Buenos Aires, se enviarán al BID los resultados para que haga un análisis “y se espera que en febrero se daría a conocer el listado de las empresas que pasan a la siguiente fase”.

En tanto, respecto de cuándo se proyecta que se conozca ya la empresa que va a construir la obra, precisó que “primero debe desarrollarse el proceso de licitación, que esperamos que se inicie en el primer trimestre del 2018”.

Así lo confirmó también la seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez, quien manifestó que “ya se mandó el informe de evaluación de los 10 consorcios al BID y se está a la espera de la respuesta de ellos para hacer la licitación, que se espera que sea en febrero”.

Por su parte, el intendente regional, Claudio Ibáñez, señaló que a fines de este mes se realizará una reunión de la EBITAN en Buenos Aires, donde van a tratar tres temas principales “primero, los resultados de la precalificación y también los avances del pliego donde se han establecido 12 directrices de trabajo”. Este documento, especifica, se divide en 2 comisiones, una que es jurídica y económica y la otra que es técnica o de ingeniería.

Y un tercer tema serán las bases de la licitación “ahí también se van a estimar los plazos y a definir el calendario definitivo a partir de los trámites que quedan por hacer”, precisa el jefe regional.

De vacaciones en la zona, el gobernador de la provincia de San Juan, Sergio Uñac, resaltó que este es un proceso que “ya está totalmente disparado”. Destacó que son 10 consorcios que han pasado a la segunda fase “y que esperamos que en estos primeros meses de este año pueda ya quedar establecido cuál es el cronograma de la presentación de las ofertas económicas, con entrega de pliego a las empresas para que puedan cotizar”.

Ya existe, indicó, la decisión política de ambos gobiernos nacionales y regionales “más la decisión del BID de financiar este proceso licitatorio de construcción del túnel. Me parece que hace que se aun proceso que no tenga retroceso y estamos muy entusiasmados”, puntualizó.

LOS PROCESOS QUE SE VIENEN. Este mes de febrero se anunciarían entonces las empresas o consorcios (de estos 10) que serán invitadas a presentar sus ofertas técnicas y económicas de forma directa.

“Después las empresas van a tener un tiempo para estudiar y presentar una propuesta, porque como ya en la preselección se determinó que eran empresas o consorcios sustentables desde el punto de vista económico y técnico, cumplieron todo lo que nosotros exigimos”, explicó la seremi de Obras públicas, quien agregó que “no se hace propuesta pública, sino que se les invita a que presenten una propuesta por todas las etapas que faltan del túnel”.

Respecto de los plazos que se establecerán para estos fines, Meléndez indicó que se estima que podría ser el mes de marzo. “La empresa que presenta la mejor oferta técnica y económica se le adjudica”, puntualizó.  Los plazos de adjudicación, en tanto, se estima que podrían tardar todo el 2018.

A posterior continuarían las tramitaciones. Enrique Álvarez sostiene que la empresa seleccionada deberá concretar el desarrollo del diseño y el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) “lo que se estima en unos 18 meses después iniciada la licitación”.

En este sentido, Mirtha Meléndez ratifica que este procedimiento podría tardar “entre 1 año y un año y medio”. En cuanto al EIA, aclara que existe uno aprobado por el lado argentino “pero falta que se apruebe por la parte chilena”.

Lo otro es que se debe terminar la ingeniería de detalle “porque ahora está una ingeniería básica del túnel, también se requiere todos los permisos sectoriales y ahí recién se empieza la construcción”.

En este sentido, el gobernador de San Juan se muestra más optimista y sostiene que “durante los 6 primeros meses de este año debe estar este proceso absolutamente terminado”.

Es decir, de concretarse la licitación este año, se deberán esperar cerca de dos años más para que recién puedan iniciar las obras, que tendrían una duración aproximada de 8 años.

Podríamos estar pensando en esta obra de conexión binacional para el 2028.

CAMBIO EN EL ESCENARIO POLÍTICO. El 2018 es considerado clave entonces para las pretensiones de que este proyecto binacional de 13,9 kilómetros y que ha sido esperado por muchos años en Coquimbo y San Juan quede listo para ser concretado. Sin embargo, este proceso se da en medio del cambio de gobierno en el lado chileno.

El gobernador trasandino señala que confía en que esto no intervendrá en los plazos que esperan. “Admiramos mucho el proceso que se ha llevado a cabo acá de trabajo codo a codo en estos 4 años con la presidenta Bachelet y nos parece que con el presidente Piñera va a ser de la misma manera”, indica y agrega que “auguramos todas las expectativas de seguir trabajando por la integración de Chile y Argentina y particularmente de Coquimbo y de San Juan”.

El intendente regional, en tanto, recalcó que el desafío estará centrado en que el próximo gobierno mantenga la misma intensidad en el apoyo decisivo a esta iniciativa. “Creo que deberán estar enfocados en mantener las acciones y mantener el ritmo”.

Ibáñez puntualizó que para la Presidenta Bachelet y para el Presidente Macri fue una prioridad el túnel de Agua Negra “pero Argentina también tiene otras prioridades como el paso Mendoza o Las Leñas y en eso hay que tener ojo”.

El trabajo que se haga en esta línea desde el gobierno regional también será determinante a su juicio. “Me imagino que las autoridades regionales sabrán mantener viento en popa en avance en materia del túnel, esto no es de un partido o de un gobierno, sino que le conviene a toda la región”.

Cabe destacar que el tema no es nuevo para el Presidente electo Sebastián Piñera, toda vez que en marzo de 2012 junto a la entonces mandataria argentina, Cristina Fernández, en el palacio de La Moneda firmaron el protocolo de acuerdo para la licitación del proyecto. En ese entonces estaba como intendente el actual diputado (UDI) Sergio Gahona.

En declaraciones a Canal 13 de San Juan durante esta semana, Uñac informó que durante sus vacaciones en La Serena también tuvo ocasión de reunirse con el parlamentario, quien le habría dado buenas señales. “Estuvimos conversando sobre la continuidad de los trabajos relativos al túnel, en lo previo, el proceso licitatorio y la construcción en sí y me ha expresado su disposición”, precisó.

PREPARANDO EL CAMINO. Para la consejera regional y presidenta de la comisión de ordenamiento territorial, planificación e infraestructura del Core, Lidia Zapata, el  2018 será clave. “Hemos estado esperando por mucho tiempo ver estas empresas que fueron calificadas y el proceso que sigue”, precisa. En este sentido, enfatiza que “siento que esto no tiene vuelta atrás, aquí hay decisiones políticas de ambos países en donde sus mandatarios han puesto toda su disposición para darle prioridad”.

Mientras se definen los aspectos contractuales, ambas regiones también han estado trabajando en avanzar en acuerdos y compromisos que deberán estar concretados de forma paralela al término de la obra.

“Nos queda solo asumir los compromisos que hemos hecho por parte del gobierno chileno y la región y esperamos que Argentina haga lo mismo”, remarca y agrega que “se debe preparar los territorios para que una vez que esté lista esta mega obra estemos territorialmente preparados para poder recibir todo lo que se proyecta en traspaso de personas y de carga”, advierte.

En este sentido, detalla que se ha elaborado un Plan Territorial de Integración (PTI) que fue financiado por el BID y en el cual participaron activamente ambas regiones con todos los servicios. “Se hizo para definir cuáles son los proyectos, los planes, las acciones que se deben contemplar en ambas regiones”, explica.

Finalmente, fueron fijadas un total de 119 acciones a desarrollar durante los próximos 10 años que incluyen aquellas de las que ya se venía conversando “y otras que se fueron incluyendo otras que surgieron producto de estas conversaciones, visualizando cuales eran los riesgos”.

Estas dicen relación, por ejemplo, con la conectividad vial, digital, portuaria y aérea. Una de las iniciativas a las que se la ha dado prioridad, dice, es al proyecto para evitar el tránsito de camiones por el valle de Elqui. “Hay compromiso de parte de este consejo regional y del Gore de que se financie una prefactibilidad de estudio y diseño de dónde podría ser este bypass y hacia donde podría dirigirse esa posible carga, cómo fortalecemos el puerto actual de Coquimbo”, puntualiza.

Así lo corrobora también la seremi de Obras Públicas, quien indica que ya lograron levantar una ficha IDI “que está muy avanzada, porque ya se hizo todo el perfil y se estipula una ruta alternativa a la Ruta 41”.

Respecto al trazado, Meléndez explica que serán los estudios y la consultoría los que van a definir “si va a ser por el lado norte o por el lado sur”.

Se espera dentro de un plazo de 2 a 3 meses obtener la recomendación (RS) para “y estaría ya en condiciones de licitarse con estos dos financiamientos, que es FNDR y fondo sectorial del MOP”. El estudio en sí tardaría cerca de un año “y con las aprobaciones, 1 año y medio”, especifica la autoridad regional.

Por su parte, Enrique Álvarez manifestó que “estamos muy preocupados del cuidado del valle del Elqui y que se mantenga su calidad patrimonial, turística y astronómica” por lo que estarán iniciando en el curso del año el estudio de prefactibilidad de este bypass, dijo.

CARACTERÍSTICAS

El túnel de Agua Negra es una obra de 13,9 kilómetros que tendrá 2 tubos de circulación, uno de ida y uno de vuelta. Su inversión de estima en 1.500 millones de dólares, los que serán aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Una vez en funcionamiento, se proyecta un flujo diario de 2.200 vehículos, el 70% de carga, según los estudios de pre inversión. Será una obra de características únicas, pues será el séptimo paso en el mundo que unirá 2 naciones. Inclusive se anticipa que será la obra más importante de Latinoamérica después de la ampliación del Canal de Panamá.

¿TIENE LA REGIÓN CAPACIDAD PORTUARIA SUFICIENTE?

Hace unos días se realizó una sesión de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC), donde se informó respecto de la iniciativa que está impulsando el gobierno  de crear un Área Marina Costera de Múltiples Usos (o AMCP-MU) en la comuna de La Higuera.

En el encuentro, que tuvo una alta concurrencia de organizaciones gremiales y sociales, uno de los principales planteamientos que surgió fue precisamente la incertidumbre en torno al posible desarrollo de un puerto en el borde costero de esa comuna, con miras a recibir la llegada masiva de materia prima desde Argentina para exportación, una vez terminado el túnel de Agua Negra.

Uno de los que manifestó sus aprensiones fue Osciel Velásquez, presidente de la Asociación Multigremial de la Región de Coquimbo y quien también preside la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca F.G.) y la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP).

“Todas las actividades son complementarias, pueden coexistir todos los sectores en un ambiente de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente; la minería, la pesca, el puerto y todo”, dijo, agregando que un área marina protegida no debiera obstaculizar el desarrollo futuro de puertos en bahías como Cruz Grande o Totoralillo Norte, los cuales en el futuro podrían conectarse con el corredor bioceánico Coquimbo – San Juan – Porto Alegre. “Como Multigremial, vemos el puerto de Coquimbo como terminal y punto de inicio del corredor bioceánico.

Las cargas de graneles tienen que irse a los tres puertos aprobados por esta misma instancia (la CRUBC) en la comuna de La Higuera”, puntualizó.

Así también lo indicó Eduardo Soto, presidente de la Comisión de Ciudad y Territorio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) La Serena, quien sostuvo que si bien se celebran estos marcos regulatorios, ellos también confunden. “Esta iniciativa pone en duda muchas cosas, por ejemplo la factibilidad del túnel. Si no existe una infraestructura portuaria que sostenga la cantidad de productos que llegarán desde Argentina, el paso bioceánico no tiene mucho sentido”, advirtió. Asimismo, sostuvo que las áreas protegidas no deben superponerse con el desarrollo económico, sino que deben ser compatibles con la actividad industrial y minera, que son las más emblemáticas de la región.

Ante estas inquietudes, el seremi de Medio Ambiente, Eduardo Fuentealba, respondió que la figura de las AMCP-MU no prohíbe ninguna actividad. “Si hay proyectos portuarios, estos sólo deben cumplir con los requisitos que exige la norma” y enfatizó que “si bien el puerto de Coquimbo está haciendo todos los esfuerzos por ampliarse, si hubiera una iniciativa para un nuevo puerto que cumpla con los estándares del área protegida, no hay problema con que éste se desarrolle”, recalcó.

Por su parte, la consejera regional, Lidia Zapata manifestó que a quienes estaban presentes en la reunión es quedó claro que “esta área protegida no limita, hasta lo que se ha indicado hasta ahora, nada respecto de lo que allí existe”.

Recordó que existe el Plan Regulador Intercomunal (PRI) y el plan regulador comunal de La Higuera que ya han sido aprobados en primera instancia por el consejo regional y que están en revisión por parte de la Contraloría, los que dijo “tienen que ser consecuentes y coherentes con lo que indique toda área de protección marina”.

En este sentido, recalcó que “no podemos por un lado indicar a través del PRI que si existen sectores que están definidos para zonas portuarias y por otro lado crear un área protegida que lo limite, estaríamos siendo inconsecuentes entre un instrumento y otro”.

La seremi de Obras Públicas, Mirtha Meléndez precisó que en el marco del trabajo de integración se ha estudiado bastante el tema de los puertos y que el puerto de Coquimbo presentó un modelo de proyección para las distintas cargas que se estiman que van a llegar, sumado a la actual.

“Ellos tienen una ampliación que está sometida al EIA y tienen otra más para ganar terreno hacia el mar, ellos plantean que esto absorbería la demanda”, puntualiza.

Respecto a posibles puertos en La Higuera, declaró que junto al ministerio de Transportes realizaron un estudio de bahía, donde se hizo un cruce de variables ambientales, económicas, territoriales y que tienen que ver con el territorio, la ubicación.

“Se detectó que hay una bahía que es una de las mejores que es la de Coquimbo, entonces no se descarta de indagar esa posibilidad, no tan solo el puerto de Coquimbo, sino que otro sector”.

Reconoció que la compañía CAP ha estado participando de hecho en reuniones en San Juan para dar a conocer el proyecto Cruz Grande “con la mirada de incorporarlo como un posible puerto para todo esto que viene por el túnel e Agua Negra”, pero que ese trabajo de planificación se deberá ir viendo en los próximos 10 años.

“Esta es una infraestructura que cruza los gobiernos, la próxima administración tiene que seguir esta posta, nosotros entregamos esta etapa y se debe continuar porque es para el desarrollo de toda nuestra región”, concluyó.

Laboratorio de investigación

Paralela a la futura construcción del túnel se ha estado hablando de la posible instalación en la cordillera, en los terrenos donde se emplazará la obra, de un centro científico de primer nivel. Se trata del Proyecto Andes, que busca implementar un laboratorio subterráneo en el Hemisferio Sur para la investigación de micropartículas.

El intendente, Claudio Ibáñez, adelantó que de hecho será uno de los puntos que espera exponer en la próxima reunión de la EBITAN programada para fines de mes. “Yo lo he manifestado ante el consejo regional, pedí la voluntad de concurrir con cofinanciamiento para la construcción de este laboratorio”, sostiene y dice que en una primera instancia hubo una una manifestación de apoyarlo “también le hemos mandado la solicitud al ministerio de Obras Públicas y de Hacienda”, especificó.

Comenta que el costo de este proyecto se ha estimado en 40 millones de dólares, donde la parte argentina, colocaría 20 millones de dólares y la otra parte la pondría Chile.

Además, se está solicitando que la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT) asuma el liderazgo en Chile “porque no solo hay que preocuparse de la infraestructura, sino que también de la gobernanza nacional e internacional con consorcios científicos y ver de igual forma la habilitación del laboratorio hacia el futuro”, aclaró Ibáñez.

Destacó que el recinto sería único en Sudamérica, pues en el mundo existen en la actualidad 3 laboratorios de este tipo, pero todos se ubican en el hemisferio norte. Por esta razón, estaría siendo bien visto por varios premios nobel.

En cuanto a un posible financiamiento a través de los fondos regionales, señala que le parece “totalmente factible”, toda vez que su construcción demoraría 10 años, igual que el túnel. Los 20 millones que le corresponden a Chile en este periodo se traducirían en 2 millones de dólares anuales. “Cuando uno plantea concurrir con un cofinanciamiento, uno dice que se una parte de ese monto, puede ser 500 millones o menos, al final lo que parece como un aporte muy relevante”, con lo que se puede hacer perfectamente a su juicio.

CRONOLOGÍA

30 de octubre de 2009

Las Presidentas Cristina Fernández y Michelle Bachelet firmaron el Tratado de Maipú, en el que resaltaban el impulso al túnel internacional.

26 de enero de 2010

Argentina y Chile crearon la Ebitan, el organismo que desarrolló un Segundo Protocolo, el cual contiene los detalles técnicos de la obra.

16 de marzo de 2012

El Presidente Sebastián Piñera y su par argentina, Cristina Fernández, autorizaron el llamado a licitación de la megaobra.

18 de diciembre de 2015

El BID anunció en Buenos Aires que concurrirá con el financiamiento para concretar la construcción del túnel Agua Negra.

15 de Abril de 2016

En Washington, Estados Unidos, autoridades de ambos países firman el acuerdo con el BID para el financiamiento de la obra binacional.

19 de octubre de 2016

Se inició la convocatoria a precalificación de empresas interesadas en construir la obra.

31 de mayo de 2017 

Se anuncia que fueron 10 consorcios los que presentaron interés de construir la obra, correspondientes a 26 empresas.

18 de octubre de 2017

El BID aprueba préstamo a Chile y Argentina para la construcción del túnel.

Febrero de 2018

Se conocerían las empresas que presentarán ofertas técnicas y económicas. De ellas saldrá la que construirá la infraestructura.

Comentarios de Facebook
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com